Cómo limpiar un suelo de mármol

Cómo limpiar el suelo de tu casa si es de mármol



El mármol es uno de los materiales más cotizados a la hora de elegir el suelo de un hogar, sin embargo, su cuidado y mantenimiento también es algo delicado. Si tienes en casa un suelo de estas características, a continuación podrás descubrir cómo limpiar el suelo de mármol correctamente. Y es que, la limpieza de este tipo de material es esencial para mantener el brillo y conseguir que su mantenimiento se mantenga a lo largo de toda su vida útil para que podamos disfrutarlo plenamente.

Trucos para mantener limpio un suelo de mármol

Mucha gente escoge el mármol como materialpara el pavimento de su hogar por su durabilidad, su versatilidad, su elegancia o sus atractivos colores. De hecho, suele ser la piedra preferida a la hora de construir, porque se trata de un material muy resistente siempre y cuando se le apliquen todos los cuidados que necesita. Sin embargo, aunque es muy resistente y duradero, el mármol tiene un gran inconveniente: es un material muy poroso en el que penetran con facilidad todos los productos o sustancias que se le apliquen, dando lugar a manchas que, si no se cogen a tiempo, pueden ser muy difíciles de eliminar. Si tienes mármol en el suelo de tu casa, descubre unos sencillos trucos de limpieza para que luzca con el brillo del primer día:

1. Productos para limpiar el mármol

Pese a que parezca un material muy resistente, el mármol es sensible a muchos productos de limpieza. Por ello, si tienes suelos de mármol nunca deberías emplear lejía o amoniaco, por ser éstos unos productos demasiado abrasivos. La mejor forma de limpiar el mármol es con agua tibia y un poco de jabón neutro. Aunque también puedes echar en el cubo de fregar de vez en cuando unas gotas de cera para suelos, y así conseguirás sacarle más brillo.

2. Evitar la humedad

Como una de sus características principales es su porosidad, hay que evitar que el mármol se empape directamente con agua o con cualquier otro tipo de líquido que pueda mancharlo. Por ello, al fregarlo, lo mejor es escurrir la fregona al máximo, y una vez que hayas terminado de fregar, pasar por encima una mopa o paño para secar bien todas las gotas que le hayan podido quedar. Habitualmente, los mejores productos para desinfectar la casa son aquellos más básicos o que no requieren de una gran inversión.

3. Una capa de cera de vez en cuando

Otro consejo eficaz para el correcto mantenimiento del mármol, es darle de vez en cuando una capa de cera, con el objetivo de crear una película protectora en la superficie que proteja al suelo de las posibles manchas que le puedan caer encima. Sin embargo, con la cera debes tener cierta mesura, ya que si todas las semanas aplicas una gran cantidad de cera sobre tus suelos de mármol, éstos se irán oscureciendo y si, por ejemplo, se trata de un suelo blanco, poco a poco comenzará a lucir un tono más amarillento.

4. Quitar las manchas del mármol

Al ser un material muy delicado, cada vez que cae sobre el suelo cualquier tipo de producto o alimento ácido o con un pH alto, el mármol empezará a tener manchas. Si la mancha que tiene el mármol de tu casa se ha producido con un producto abrasivo o muy ácido, lo mejor es emplear un poco de vinagre blanco o de limón al fregar el suelo para acelerar la desaparición de la mancha. Sin embargo, si la mancha se ha producido con cualquier otro tipo de sustancia más suave, es preferible no usar limón ni vinagre, sino simplemente, un poco de bórax. Será suficiente mezclar dos cucharaditas de este producto en unos 250 centímetros cúbicos de agua.

5. Recuperar el brillo

Si al cabo del tiempo has empleado cera pero no has conseguido sacarle a tu suelo de mármol el brillo que tenía inicialmente, lo mejor es que tú mismo realices un pulido casero. Tan sólo tienes que echar sal sobre la superficie, y después, debes frotarla con un paño húmedo y retirarla cuando ya esté seca.

Compartir este artículo