Cómo hacer un centro de mando familiar

Crea paso a paso un centro de mando familiar

¿Eres un amante del control? ¿Te gusta organizar el día a día de la vida familiar? ¿No paras hasta tener todo controlado y que no se te escape ningún detalle de nada? Entonces lo que estás buscando es un centro de mando familiar, un calendario semanal y mensual que contempla toda la rutina de la vida familiar. Existen varias opciones para crear un centro de mando familiar pero para que sea lo más personal posible lo mejor será que hagas una bonita manualidad en familia y le deis el estilo que más os identifique.

Qué debe reunir un buen centro de mando familiar

Si te has preguntado qué es un centro de mando familiar, debes saber que no hablamos de un calendario sin más, pues en un centro de mando familiar se incluye información de todo tipo, así que para que el resultado final sea el mejor y puedas tener bien organizadas las tareas del hogar y todo lo que puedas imaginar, esto es lo que no debe faltar:

  • Lo más importante: cualquier tarea que esté pendiente, desde las que están directamente relacionadas con el hogar hasta las que tienen que ver con el trabajo o con el colegio.
  • Facturas: para llevar un buen control de los gastos y poder ahorrar, anota todas las facturas de la luz, del agua o del gas.
  • Un espacio para las cartas y la correspondencia del buzón.
  • Alimentación: un buen menú saludable para toda la semana o el mes. Igualmente, también se aconseja incluir una lista de la compra.

Estos son los elementos básicos que debe incluir un centro de mando familiar para que todo funcione correctamente. Pero recuerda que puedes añadirle fotografías, recuerdos de viaje, recuerdos personales o algunas frases. Todo esto hará que su decoración sea más especial y particular.

Un organizador familiar para todos en 5 pasos

Ahora que ya te has introducido en el mundo de este organizador familiar solamente debes ponerte manos a la obra, escoger en qué estancia de la casa lo deseas poner y a disfrutar de todas las ventajas que puede ofrecerte. Toma nota y aprende a hacer un centro de mando familiar paso a paso y dale rienda suelta a tu imaginación.

1. El calendario

Tienes dos opciones. Por un lado puedes conseguir un cuaderno en una papelería y customizar 12 de sus hojas, una para cada mes del año. En cada una de las hojas deberás añadir el nombre de cada mes, sus días y sus semanas. Lo mejor será dejar cuadraditos un poco más grandes para que tengas todo el espacio que necesites para las notas. Si dejas algunos márgenes podrás decorarlo con algún motivo floral o una gama de colores.

2. Una maqueta

Consigue una maqueta de corcho sobre la que añadir las notas personales, tareas pendientes, reuniones en el colegio, reuniones en el trabajo, avisos, entregas etc. Si el material seleccionado es corcho, dará un ambiente de lo más acogedor a la estancia y podrás añadir cada nota con clips o chinchetas. Además en esta maqueta podréis colgar fotografías con vuestros mejores recuerdos.

3. Una pizarra

Además de la maqueta anterior, puedes hacer uso de una pizarra para añadir notas de mayor urgencia o simplemente para añadir una frase motivadora, una frase que represente a vuestra familia o algún plan que está por venir.

4. Una cesta

Una cesta, una caja de madera, de cartón o de mimbre. Tendrás que colocarla sobre la pared y te ayudará a guardar los documentos importantes como pueden ser las facturas o las cartas. El formato de esta cesta puede ser el que tú desees incluso hasta una pequeña estantería metálica o un conjunto de carpetas archivadoras.

5. Un tablón para las comidas

El estilo de vida saludable está en auge y debemos ser conscientes de lo importante que es llevar una buena alimentación. Para concienciar a los más pequeños o cambiar hábitos la idea de colocar un tablón sobre el que colgar las hojas del menú semanal o del diario de alimentos es simplemente perfecta. Así, al finalizar la semana podréis llegar a un acuerdo y establecer el próximo menú.



Y con todo esto ya tendrías creado paso a paso tu organizador familiar y estaría listo para usarlo. Recuerda que puedes añadirle todos los ítems que desees, como por ejemplo un pequeño reloj, un organizador de llaves para los más despistados, colgadores para los bolsos y algún vinilo, todo para que tu centro de mando familiar sea 100% customizado.

Compartir este artículo