Pasos para hacer un registro de alimentos

Descubre cómo hacer tu diario de alimentos paso a paso

Cada día por fin vamos siendo más conscientes de lo importante que es llevar un estilo de vida sano. Mantener nuestra alimentación y controlar aquello que comemos es fundamental. Sin embargo, las prisas del día a día, la falta de tiempo para ir al supermercado y la falta de tiempo que tenemos para cocinar hacen prácticamente imposibles cumplir nuestros objetivos relacionados con la alimentación y nutrición. Por suerte, existe un concepto que ha venido para hacernos la vida mucho más fácil y es precisamente el diario de alimentos: un documento que permite apuntar lo que comes y llevar un control de nuestro menú semanal.

5 pasos para elaborar un registro de alimentos

También conocido como registro de alimentos este documento también nos permite aprovechar realmente la comida que tenemos en casa, lo que hacemos es elaborar una planificación de la comida para apuntar indicaciones de lo que comeremos cada día de la semana o cuántas comidas realizaremos en un día. De este modo, podemos preparar en un solo día las comidas de toda la semana, nos permite también ahorrar dinero y lo más importante mejorar los hábitos alimenticios. Sigue leyendo y comprueba cómo puedes crear un registro de alimentos en pocos pasos.

1. Primer paso: hazte con un cuaderno

Para crear paso a paso el registro de alimentos necesitarás un cuaderno o unas hojas en blanco para añadir de forma personalizada cada uno de los requisitos que el diario de alimentos necesita. También necesitarás para completar esta manualidad otro material como bolígrafos, rotuladores o subrayadores y una regla. En el último paso podrás

2. Anota los días de la  semana

Una vez tengas el material necesario para crear tu diario de alimentos hay que pasar a la acción. Con una regla deberás dibujar un cuadro. Cuanto más grande sea el cuadro mejor, porque habrá más espacio para cada cosa. En la parte derecha del cuadro y en vertical tendrás que añadir cada día de tu diario. En la parte superior y en horizontal deberás dejar espacio para contemplar cada uno de los puntos que forman parte de la información específica.

3. Deja espacio para la información específica

En este punto de la guía para hacer un diario de alimentos lo que se busca es añadir información estrechamente vinculada con la alimentación. Hablamos de cada una de las comidas: el desayuno, el almuerzo, la comida, la merienda y la cena. Tendrá que haber espacio para la cantidad de los alimentos, su ración, la valoración personal de cada comida. Esos serán los aspectos básicos que debes incluir, pero si posteriormente deseas añadir otros puntos, también puedes. Por ejemplo, el lugar donde has comido, si estabas solo, acompañado o la hora a la que has comido.

4. No te olvides de lo que debes comprar

Una vez tengas la estructura completa del cuadro de alimentos diario tendrás que ir anotando aquellos productos que debes volver a comprar o aquellos que te gustaría probar. Esta es la razón por la que es importante apuntar todo lo que comemos, para luego extraer conclusiones y saber si vamos encaminados realmente hacia ese estilo de vida que buscamos.

5. Tu grado de satisfacción

Por descontado, nadie mejor que tú puede extraer las conclusiones sobre el diario de alimentos. Deja un espacio en alguno de los márgenes para que puedas apuntar tus opiniones sobre cada comida, si realmente te ha gustado, si repetirías y todo lo que puedas imaginar. A fin de cuentas este diario es un trocito de ti.



Con todos estos pasos ya sabes cómo hacer un diario de alimentos así que no esperes más y no dudes en poner esta técnica en marcha porque valdrá la pena. Además, si prefieres tenerlo en formato digital recuerda que también puedes hacer uso de las tablas de excel para llevar siempre encima tu registro y planificación de alimentos.

Compartir este artículo