Cómo vestir la casa en cada estación

Aprende a vestir tu casa en cada época del año



¿Crees que es imposible estrenar una nueva casa en cada estación? Puedes conseguirlo con unos cuantos trucos de decoración para que no te canses de ver siempre lo mismo y tu hogar siempre pueda darte ese extra de energía que a veces necesitamos. Sigue leyendo y descubre cómo puedes vestir tu casa en cada momento del año para que cada una de tus estancias sea lo más cálida posible.

¿Cómo vestir la casa en cada estación?

El invierno es una estación fría y por ello, pasamos mucho más tiempo en el interior de casa. La primavera y el verano nos invitan a disfrutar mucho más de los espacios exteriores como los jardines, los porches o las terrazas. Y en otoño es probable que comencemos a pasar más tiempo dentro de casa, aunque también podremos disfrutar de algún que otro rato en las zonas exteriores. ¿Te imaginas cómo sería vestir de forma diferente tu hogar en cada estación del año? Pues puedes conseguirlo con unos cuantos toques y detalles decorativos:

1. Cómo vestir la casa en verano

El verano trae consigo días de luz y calor, amanece más temprano, anochece más tarde y, seguramente, organizamos más comidas y cenas en casa. Lo más importante a la hora de vestir tu casa para el verano, es que sepas sacarle todo el partido posible a la luz solar. En este sentido, este puede ser un buen momento para cambiar las cortinas del salón o colgarlas de forma diferente y poner unas más alegres y con texturas más transparentes que dejen penetrar la luz del sol en el interior de la estancia. Asimismo, puedes darle un nuevo toque a los cojines, las alfombras, las toallas y la ropa de cama y apostar por una decoración más estival. Recuerda que en esto, no sólo se tratar de cambiar los textiles por estampados coloridos, sino que puedes, por ejemplo, apostar por los tonos blancos o los crema, ya que son los colores que aportan más luz y son también frescos y alegres.

2. Cómo vestir la casa en otoño

Si eres de los que piensa que el otoño es una época tristona, despídete de la tristeza redecorando tu casa en esta estación. A esta estación del año le pegan mucho los colores cálidos, que van muy en línea con las hojas que se caen de los árboles. Por ello, a la hora de vestir tu casa en otoño, puedes apostar por los amarillos, dorados, naranjas, rojizos, marrones, incluso, por el beige. Puedes incluir los colores otoñales en las fundas del sofá, las sábanas, las toallas, el edredón nórdico de o el mantel de la mesa en la que os sentáis cada día a comer. Las flores secas y las velas son también complementos del hogar que van muy en línea con el otoño.

3. Cómo vestir tu casa en invierno

El invierno es la época más gélida del año, y nos invita a vestir la casa con mantas, alfombras y todos aquellos elementos decorativos que nos salvan del frío y dan un toque de confort al hogar. En este sentido, los tejidos de terciopelo son los mejores para decorar tu casa en invierno porque son telas que te abrazan. Por ello, puedes optar por estas telas para los cojines de la cama y los sofás, o también para las cubiertas de la camas o edredones.

4. Cómo vestir tu casa en primavera

El invierno deja paso a días más largos y soleados...¡Llega la primavera!. Para vestir tu casa en primavera apuesta por los colores vivos que dejen pasar la luz, y volver a las texturas más finas y delicadas. Un gesto muy sencillo con el que puedes empezar el cambio en la decoración de tu casa es el cambio de los cojines del sofá, de la cama o de la terraza. Escoge fundas con tonos más alegres y divertidos, con colores más cálidos y llamativos. Recuerda que la primavera es el momento perfecto para apostar por los tonos rosas, los amarillos, los rojos e incluso atreverse con los detalles flúor.

Compartir este artículo