Trucos para cocinar al vapor paso a paso

Aprende a cocinar al vapor con estos consejos y disfruta de sus beneficios



Cada vez hay más personas interesadas en disfrutar de una dieta más saludable y nutritiva. Por este motivo, la cocina al vapor se ha puesto tan de moda porque es un método de cocción que mantiene al máximo los nutrientes de los alimentos y, además, no aumenta su contenido calórico ni su cantidad de grasa. Si quieres saber cómo cocinar al vapor estás de suerte porque vamos a detallar un listado con los mejores consejos y trucos que te ayudarán a cocinar al vapor en tus recetas.

Cómo cocinar al vapor: los mejores trucos

Si quieres cocinar al vapor hay algunos elementos básicos que necesitas. Pero, son utensilios de menaje básicos que podrás encontrar en tu cocina, así que no te preocupes porque puedes poner en marcha esta técnica.

  • Hornos de vapor: son un tanto más caros pero están totalmente pensados para cocinar al vapor tus recetas.
  • Vaporeras: es el utensilio más usado en los hogares ya que es de fácil uso y tiene diferentes precios.
  • Rejilla de metal: es el método más sencillo y económico que hay pues se trata de cocinar los alimentos en una rejilla que esté colocada encima de una olla con agua hirviendo. Tapando los alimentos conseguirás que, con el vapor emitido por el agua en ebullición, se puedan cocinar los alimentos de forma sencilla y completa.

Dependiendo de tus preferencias, podrás optar por un sistema de cocción al vapor u otro. Aquí te vamos a dar los mejores trucos para que puedas cocinar al vapor y lograr unas recetas deliciosas y muy, pero que muy, sanas. ¡Atento/a!

Controla la cantidad de agua

Lo primeor que debemos de tener en cuenta para cocinar al vapor es la cantidad de agua. Así, podrás mantener uniforme el proceso de cocción. Es recomendable que no te quedes sin agua pues, si esto ocurre, se te quedará la receta a medias y los alimentos podrán quedar sin terminar de hacer. No hacerlo es uno de los grandes errores que cometemos en la cocina, y al final de no hacerlo así la comida no queda igual.

Recipiente cerrado para que el vapor se mantenga

También resultará esencial para cocinar al vapor tapar el recipiente. De esta forma, conseguirás crear un efecto sauna y que se cocinen bien los ingredientes que estés elaborando. El vapor siempre tiene que estar en contacto con los alimentos para irlos cociendo, de lo contrario, no se terminarán de cocinar correctamente.

Adereza el agua para darle más sabor

¿Quién dijo que la cocina al vapor era sosa y aburrida? ¡En absoluto! En la cocina se tiene que ser creativo y, por ello, un truco de cocina estupendo que le dará más sabor a tus recetas es agregar hierbas aromáticas o especias al agua. Piensa que, del vapor del agua, es de donde se crea el vapor para cocinar tus alimentos. Por ello, si le añades algún elemento sabrosos y diferente, tu receta también se beneficiará de ello. Puedes optar por tomillo, pimienta, curry... ¡lo que te apetezca!

Deja la sal para después

Y, por último, para que los alimentos al vapor queden perfectos, te recomendamos que no los sales antes de cocinarlos sino que lo hagas después. De esta forma, conseguirás que mantengan mejor su textura y su sabor, así como su aspecto. Pásate a la vida "healthy" con estos tips para cocinar al vapor de forma mucho más sadudable.

Los mejores alimentos para cocinar al vapor

Para que tus recetas al vapor te queden sabrosas y perfectas es importante que sepas cuáles son los mejores alimentos para llevar a cabo este método de cocción al vapor. Normalmente, los ingredientes que mejor quedan cocinándolos al vapor son los siguientes:

  • Pescados y mariscos
  • Verduras y hortalizas (siempre y cuando estén cortadas de forma muy fina)
  • Siempre que esté bien fileteada, la carne se puede cocinar y queda deliciosa, tanto de pollo como de ternera.

Sobre todo, las verduras son las mejores opciones para cocinarlas al vapor. ¿Por qué? Porque con este método conseguimos salvaguardar al máximo su componente nutritivo. Ten en cuenta que, cuando las cocinamos hervidas, muchas veces pierden la gran mayoría de nutrientes. En cambio, al vapor, conservan su contenido vitamínico al máximo.

Compartir este artículo