Trucos para cocinar la pasta

Cómo cocer la pasta para que salga perfecta



Aunque a simple vista nos parezca que cocinar pasta es algo la mar de sencillo, lo cierto es que este alimento tiene muchas peculiaridades para que su resultado quede perfecto. Para conseguir un plato de pasta delicioso y con la textura correspondiente, es importante conocer algunos trucos básicos para cocer la pasta. Y como siempre, vamos a ayudarte a cocinar este plato tan delicioso proveniente de Italia te salga de maravilla.

5 trucos para cocer la pasta y que esté deliciosa

Para poder preparar un buen plato de pasta no solo se trata de poner agua a hervir y echar los macarrones. En absoluto. Se tienen que valorar una serie de aspectos básicos que te ayudarán a que el plato quede en perfectas condiciones. A continuación, conoceremos algunos trucos de cocina para que sepas cómo cocer la pasta correctamente para que el resultado final sea delicioso. ¡Toma nota!

Un recipiente amplio para la pasta

El primer consejo para cocer la pasta correctamente depende del recipiente. Para que la pasta quede con la textura adecuada es importante que la olla que uses tenga la suficiente capacidad como para que se cueza al completo. No uses una cazuela pequeña porque el agua se acabará muy rápido y el alimento no podrá cocerse como es debido. Lo ideal es que llenes unos 5 litros por cada kilo de pasta y, así, te asegurarás de que tiene suficiente líquido para hacerse al completo.

Añade sal a la cocción

También es esencial que la sal que añadas al agua sea la suficiente para toda la pasta. Piensa que, al cocinarla con tantísima agua, la pasta puede crecer y cocerse solamente gracias al agua. Es decir, un sabor insípido y "soso". Teniendo en cuenta que comer pasta es un placer, si le añades sal conseguirás que se cocine de forma más sabrosa y perfecta para usar en cualquiera de tus recetas. Entonces ya quedará exquisita. Eso sí: la sal debes añadirla cuando el agua ha empezado a hervir, no antes.

Agrega la pasta solo cuando el agua hierva

Otro error muy común a la hora de cocer pasta es que el alimento se añada con el agua en frío. No se tiene que ser impaciente en la cocina si se busca un resultado delicioso, por ello, resultará básico que te esperes a que el agua empiece a hervir y, solo entonces, podrás añadir la sal y la pasta. De esta forma, el ingrediente se empieza a cocinar justamente cuando lo metes en la olla y te permitirá controlar mucho mejor sus tiempos de cocción.

No añadas aceite al agua

Si quieres saber cómo cocer la pasta tienes que dejar de hacer un hábito heredado de nuestras familias: no eches aceite al agua. Es un error muy repetido en nuestras cocinas y que no aporta nada más que grasa y calorías a la receta. Creemos que al añadir aceite evitamos que la pasta se pegue pero lo único que estamos haciendo es crear una fina base de grasa que hace que el plato sea más calórico y menos saludable. Si quieres que la pasta no se pegue, solamente tienes que ir removiéndola durante la cocción.

No te pases con la cocción

Para disfrutar de un buen plato de pasta es esencial que cocines los alimentos en su justa medida. Lo mejor es que la cocines al "dente", tal y como hacen los italianos para que, así, tenga la textura precisa que estamos buscando. Para saber exactamente cuál es el tiempo óptimo de cocción de la pasta no es necesario que tires un espagueti a la pared sino que, simplemente, consultes el paquete de la pasta. Ahí te indicará el tiempo exacto para que la cocines y deberás seguirlo al pie de la letra, ni más ni menos.

Compartir este artículo