Cómo doblar la ropa y no planchar

Aprende a doblar la ropa en el armario sin que se arrugue



¿Estás cansado de tener la ropa siempre arrugada? Si te pasas horas planchando tus prendas para que, después, al sacarla de tu armario estén igualmente arrugadas, tienes que empezar a replantearte que estás cometiendo algún tipo de error en esta tarea del hogar y es importante saber cómo evitarlo. Y es que es muy importante doblar bien las prendas de ropa para que estén en perfectas condiciones.

Cómo doblar la ropa para que no se arrugue

Aunque tiendas la ropa de forma correcta y la planches con mucho esmero, si no la almacenas correctamente cuando la saques del armario estará llena de arrugas. El almacenaje de las prendas de ropa es esencial para conseguir que estén en perfectas condiciones ya que es en el armario donde pasan más tiempo resguardadas esperando a ser utilizadas. Por ello, vamos a ayudarte con algunos trucos para aprender a doblar la ropa y que no se arrugue.

Usa el colgador adecuado

Dependiendo de la prenda que vayamos a guardar en el armario, deberemos usar una percha u otra. Y es que no es lo mismo colgar unos pantalones que una camisa, ¿verdad? Pues la forma de almacenar las prendas en el armario debe ser diferente. Por ejemplo, para guardar una camisa en el armario y que no se arrugue, lo más correcto es usar perchas de madera. De esta forma, la prenda estará bien sujetada y conseguirá mantenerse estable y recta en el armario. Los pantalones se deberán colgar doblados para evitar las arrugas y, si tienen, con la raya marcada para que no se muestren arrugados.

Añade más barras a tu armario

En el caso de que tengas un armario de tamaño pequeño, el mejor consejo para que la ropa no se arrugue es evitar amontonar la ropa, una sobre otra, porque causarás que esté mucho más arrugada. En estos casos, lo más recomendable es que añadas otra barra (superior o inferior) que te permitirá guardar la ropa de forma holgada. De esta forma, conseguirás que no se arrugue y que esté como recién salida de la colada. Y, si no tienes armario es importante que sepas dónde guardar tus prendas, por ejemplo una barra de metal o un burro, podría servirte de gran ayuda.

Abotona las camisas

Para doblar la ropa y evitar que se arrugue en el armario es importante que, en el caso de las camisas, las abotones. Si no tienes espacio para colgarlas y tienes que doblarlas en un cajón, lo ideal es que abroches todos los botones y la dobles como si fuera un jersey. Colócala en el cajón correspondiente y, sobre todo, evita colocar otra camisa encima porque podría arrugar el tejido. Si no tienes más remedio que hacerlo, lo ideal es que coloques un plástico que cubra la primera capa y, así, evitarás que las telas en contacto puedan arrugarse.

Camisetas de algodón

En el caso de las camisetas de algodón, más básicas e informales, también pueden arrugarse muy fácilmente. Para evitar las arrugas en las camisetas de algodón, lo mejor que puedes hacer es doblarlas en forma de rollito. De esta manera, conseguirás que te quepan muchas camisetas en el mismo espacio y que no se les forme ni una sola arruga. Este es un truco que también resulta idóneo para preparar una maleta de viaje. Otro consejo es que evites amontonarlas y que, siempre que saques una camiseta, compruebes cómo ha quedado el cajón porque si hay alguna pequeña arruga ten por seguro que, con el tiempo, se quedará muy marcada. De hecho, lo mejor es que las camisetas también se almacenen colgadas en perchas pero, si no tienes espacio, hazlo con mimo y cuidado.

Compartir este artículo