Cómo usar el aceite esencial de árbol de té en la limpieza

Aceite esencial de árbol de té: cómo usarlo para limpiar el hogar



El árbol de té es un arbusto que es originario de Australia y tiene una altura que llega a los 5 metros. Se trata de un árbol con numerosas propiedades que podemos aprovechar gracias al aceite esencial que obtenemos de sus hojas y de su corteza. De sobras son conocidas las propiedades de este aceite para la belleza, cosmética y el cuidado de la piel pero ¿sabías que el aceite esencial de árbol de té también es perfecto para nuestro hogar? ¡Sí! Así que sigue leyendo porque vamos a descubrir cuáles son los usos desconocidos del aceite esencial de árbol de té para que puedas sacarle el máximo partido en tu hogar a este producto natural.

Usos del aceite esencial de árbol de té en el hogar

Los aceites esenciales de muchas plantas o árboles se usan de forma habitual para condiciones de salud o para limpiar el hogar. Uno de ellos, el del árbol de té, es muy usado en la actualidad gracias a que tiene una gran cantidad de propiedades que pueden usarse para una gran cantidad de finalidades. El aceite esencial de árbol de té nos aporta propiedades antibacterianas, antifungicidas y antisépticas, por lo que nos ayudará a limpiar y desinfectar nuestra casa de una manera muy profunda. Aquí vamos a centrarnos en los usos que tiene el aceite esencial del árbol de té en la limpieza del hogar, de esta forma, con estos trucos de limpieza podrás mantener tu casa completamente limpia. Además, este aceite también te ayudará a desinfectar tu hogar sin necesidad de usar químicos ni productos preparados.

Árbol de té para limpiar tu casa

Gracias a las propiedades que te hemos enumerado, uno de los usos del aceite esencial de árbol de té es para limpiar la suciedad de forma general. Puede usarse para conseguir que espacios como el baño o la cocina estén perfectamente desinfectados y libres de bacterias. Para ello, aquí te daremos una receta que te servirá para crear un producto de limpieza multiuso con aceite esencial de árbol de té. Necesitarás los siguientes materiales:

  • 10 gotas de aceite de árbol de té
  • 250 ml de vinagre
  • 250 ml de agua
  • 1 botella con pulverizador

Para preparar este remedio casero tan solo deberás mezclar todos los ingredientes y meterlos en una botella que sea de spray. Así, podrás rociar cualquier superficie con aceite esencial de árbol de té y conseguirás eliminar las bacterias y la suciedad que pueda haber en el espacio.

Aceite de árbol de té para lavar tu ropa

Otro de los usos que se le puede dar al aceite esencial de árbol de té es a la hora de hacer la colada. Por ejemplo, añadiendo unas gotas de aceite esencial de árbol de té en la lavadora, juntamente con el detergente, conseguirás que tus prendas de ropa aparezcan mucho más limpias y sin manchas. Además, este aceite cuenta con un perfume muy agradable que conseguirá que tu colada huela perfectamente.

Desinfectar el cubo de la basura

Una de las zonas de casa que menos se limpia pero que más bacterias acumula es el cubo de la basura. Aquí es donde almacenamos todos aquellos restos de comida o envases sucios que no vamos a consumir. Por tanto, es recomendable que al menos 1 vez a la semana desinfectes la basura con aceite esencial de árbol de té y limpies bien este cubo.  Para ello, bastará con que viertas unas 4 o 5 gotas en el cubo y que, con la ayuda de una bayeta o estropajo, friegues bien toda la zona. No hará falta que lo aclares ya que este aceite actúa como un antibacteriano muy potente y, además, su fragancia es muy agradable.

Elimina el moho de tu casa

Otro de los usos del aceite esencial de árbol de té es para combatir las plagas de moho que puedan haber en tu casa. En zonas húmedas y oscuras es donde suelen aparecer estas manchas oscuras o de color verdoso que alteran la apariencia de tu hogar y que, además, la invaden con microorganismos. Para terminar con ello, nada mejo como añadir 5 gotas del aceite en 1 vaso de vinagre y aplicar esta solución sobre la zona afectada. Verás que, poco a poco, el  moho va desapareciendo.

Compartir este artículo