Cómo ahorrar agua regando las plantas

Lo que debes saber para plantar semillas de suculentas en tu jardín

Sembrar semillas de suculentas no es una tarea habitual, dado que éste tipo de plantas se suele reproducir a través de esquejes con enorme facilidad. Sin embargo, todos los amantes de la jardinería deben saber que también es posible plantar suculentas a partir de semillas. Si te has decidido por plantarlas a partir de semillas, sigue leyendo y entérate de todo lo que debes saber para plantar semillas de suculentas en tu jardín de forma correcta.

¿Cuál es la mejor época para plantar semillas de suculentas?

Los cactus, las crasas y las plantas con caudex son unas variedades vegetales que viven en las zonas más secas del planeta. Como tienen que adaptarse a unas condiciones meteorológicas muy extremas, este tipo de plantas desarrolla, en ocasiones, formas y colores muy originales. Pero si quieres ampliar tu colección de cactus y de otras suculentas, y no quieres gastarte demasiado dinero en comprar nuevas plantas o conseguir esquejes para plantarlas, entonces la mejor opción es sembrar las semillas de suculentas.



La suculenta es uno de los tipos de plantas que podemos plantar en nuestro jardín, pero hay que tener algo en cuenta. Lo primero que hay que saber antes de sembrar las semillas de suculentas es la época del año en la que florecen estas plantas y ésta es, por lo general, la temporada de primavera o de otoño. Lo que significa entonces, que sus semillas estarán listas para ser sembradas, o bien en verano, o a finales de invierno, o bien, en la siguiente primavera. Sin embargo, y para tener mayor probabilidad de éxito cuando las plantes (a no ser que vivas en países como México, Chile o el continente africano) lo mejor es elegir el verano o la primavera para sembrarlas, ya que en estas dos estaciones las temperaturas mínimas no suelen descender nunca de 15 grados, y ésta es una temperatura perfecta para las suculentas.

Todo lo que necesitas para sembrar suculentas

Si te has decidido a sembrar las semillas de suculentas necesitarás unos materiales de jardinería determinados. Y estas que te mostramos a continuación son las herramientas de jardinería básicas, que te ayudarán a plantarlas:

Un semillero

Que podrá ser una maceta o una bandeja de plástico o un tetra brick de leche o, simplemente, un envase de yogur. Eso sí, uses lo que uses, debes procurar que el recipiente donde coloques las semillas de suculentas tenga agujeros porque serán los que permitan el drenaje del agua.

Sustrato

Puedes optar por mezclar turba con perlita a partes iguales o bien, utilizar vermiculita mezclada al 40% con turba negra. También se puede emplear arena de río mezclada con turba negra a partes iguales.

Un spray pulverizador

Las semillas de las suculentas tienen un tamaño tan pequeño que lo aconsejable es regarlas con un pulverizador y no emplear regadera ni ponerlas directamente el chorro del grifo. Este es uno de los errores más frecuentes que cometemos en jardinería, así que recuerda poner también en una etiqueta la fecha de siembra y el nombre científico de la suculenta, y posteriormente pegarla en la maceta.

¿Cómo sembrar suculentas paso a paso?

Si sigues estos pasos correctamente, las semillas de suculentas suelen germinar entre 14 y 20 días después de haberlas sembrado:

  • Lo primero que debes hacer para sembrar las suculentas es rellenar el semillero que hayas elegido con el sustrato que te haya parecido mejor.
  • Después, debes pulverizar bien el agua sobre la tierra para que quede humedecida sin quedar encharcado.
  • El tercer paso para sembrar las suculentas es esparcir las semillas por la superficie, intentando que quede una leve distancia entre todas, y evitando poner unas sobre otras. Al terminar, debes cubrir las semillas con una fina capa de sustrato y volverlas a pulverizar de nuevo con agua.

Finalmente, el último paso para sembrar semillas de suculentas es ponerle al semillero su correspondiente etiqueta (señalando el nombre científico de la planta y la fecha de siembra), pero también debes acordarte de poner el semillero en una zona luminosa de tu casa o tu jardín, pero alejado del sol directo, al menos, hasta que germinen las semillas.

Compartir este artículo