Aprende a limpiar la pantalla del ordenador sin que se raye

Las pantallas de los ordenadores tienden a acumular polvo y muchos otros residuos, que con el paso del tiempo, si no reciben la limpieza adecuada, pueden llegar a dañarse. Para evitar este tipo de problemas, lo mejor es saber cómo limpiar la pantalla del ordenador con algunos truquitos que nos lo pongan todo mucho más fácil.

Cómo limpiar la pantalla del ordenador correctamente

Si te preocupa que la pantalla de tu ordenador o de tu portátil esté limpia estás de suerte, porque hay algunos tips de tecnología que podemos poner en práctica para que la pantalla se mantenga intacta, como el primer día. Las pantallas de ordenador están fabricadas con un material llamado LCD que destacan, sobre todo, porque se estropean con facilidad. Estos son todos los pasos que debes seguir para limpiar la pantalla del ordenador sin que surja ningún desperfecto. ¡Toma nota!

Paso 1

El primer consejo que debes tener en cuenta para limpar la pantalla del ordenador de mesa o portátil es desconectarlo del adaptador de corriente. Recuerda que si limpias la pantalla estando está encendida, puedes ocasionarle daños permanentes que podrían ser muy costosos de reparar. Además, si tienes montada tu oficina en casa o empleas constantemente el ordenador, tendrás que realizar este proceso constantemente, así que nunca te olvides de apagar todos los enchufes, porque repetir constantemente este error pasaría factura a nuestro dispositivo.

Paso 2

Si te has preguntado con qué se debe limpiar la pantalla del ordenador, como buen maniático/a de la limpieza deberías hacerte con un paño de microfibra que sea muy suave. Evita que este trapo deje restos de pelusa y evita las toallitas limpiacristales para los ordenadores, ya que este tipo de material de limpieza podría dejar en la pantalla restos adicionales. Asimismo, nunca emplees una servilleta o papel de cocina porque este tipo de papel tiende a rayar la superficie del objeto que limpias, en este caso, la pantalla de tu ordenador.

Paso 3

Pasa el paño suavemente sobre toda la superficie de la pantalla y procura hacerlo una sola vez, y sin aplicar demasiada presión ni, por supuesto, frotar, ya que de lo contrario podrías acabar dañando la pantalla de tu ordenador. Si limpias la pantalla del ordenador frotando muy fuerte podrías provocar lo que se conoce como una quemadura de píxeles, estropeando así la pantalla de tu ordenador de forma irreversible. Lo mejor es coger el paño de microfibra, y realizar movimientos circulares suaves mientras limpias.  Por norma general, al limpiar con movimientos circulares rápidos lograrás eliminar todas la manchas que se encuentren adheridas en la pantalla. Sin embargo, mientras estés limpiando la pantalla de tu ordenador, debes evitar que los dedos entren en contacto con la superficie de la pantalla porque podrías dañar permanentemente la superficie de la matriz LCD y dejar así la pantalla inservible.

Paso 4

Si te has preguntado si se puede o no limpiar la pantalla del ordenador con limpacristales, hay una excepción: para limpiar el marco de la pantalla. Se trata de una solución de limpieza simple, y en este caso, sí se podría emplear también la toallita de papel. Un tip para limpiar la pantalla del ordenador sin que se estropee es también el vinagre blanco, eso sí, con un poqutio de agua tibia. Debes saber que nunca, bajo ningún concepto, debes humedecer la pantalla del portátil directamente, sino que debes mojar un poco el paño en la solución casera de agua con vinagre y, después, aplicarlo sobre la pantalla. Tampoco deberías empapar demasiado este paño, porque un paño demasiado empapado podría causar un daño irreparable en el LCD de la pantalla de tu ordenador. Y si de forma accidental has mojado demasiado el trapo, te recomendamos que exprimas bien el paño antes de pasarlo por la pantalla. Pásalo, exclusivamente, cuando esté ligeramente húmedo.



Debido a que están fabricados con elementos químicos muy abrasivos, nunca deberías utilizar ninguno de estos productos para limpiar la pantalla de tu ordenador: limpiadores de ventanas o limpiacristales, detergentes o jabones lavavajillas o para lavar la ropa, ni tampoco limpiadores multiusos. Asimismo el agua del grifo, si contiene ésta demasiada cal, tampoco sería una buena opción para limpiar la superficie de la pantalla de tu ordenador porque podría dejar manchas minerales. Lo más recomendable es que hagas la solución limpiadora con vinagre y agua mineral.

Compartir este artículo