Desempañar cristales sin aire acondicionado

Trucos para desempañar los cristales del coche sin aire acondicionado

Aunque es más común en los fríos meses de invierno, los cristales del coche empañados son uno de los problemas que afectan a todos los conductores todo el año. Reducen la visibilidad al volante, lo que supone una pérdida de seguridad. El truco más conocido para solucionar el problema es poner en marcha el aire acondicionado, una opción que nos es muy atractiva en los meses más fríos del año. Por eso, en los vamos a descubrir los mejores trucos para desempañar las lunas del coche sin el aire acondicionado, mejorando la visibilidad al volante.

Cómo desempañar los cristales del coche

No te apetecerá activar el aire acondicionado, pero seguro que recurres a la calefacción cada vez que te pones al volante, en especial en esas frías mañanas de invierno en las que tanto te cuesta salir de casa. Pues bien, aunque en principio pueda parecer contraproducente, la calefacción nos ayuda a desempañar las lunas. Basta con enfocar el aire caliente hacia los cristales empañados, y el aire caliente equilibrará la temperatura del frío exterior. Eso sí, tanto la calefacción como el ventilador del coche deben estar al máximo.

En realidad, la calefacción al máximo es una solución mucho más eficaz que el aire acondicionado, ya que los cristales se desempañarán mucho más rápido. También puedes bajar las ventanillas un poco, de forma que entre un aire más frío pero menos húmedo del exterior que, al mezclarse con el de dentro del coche, evitará que se produzca esa condensación que empaña los vidrios. Otra opción es utilizar el botón que desempaña los vidrios del coche, una función que incluyen los coches más modernos.

Para evitar que se repita la condensación y se empañen los cristales del vehículo una vez estemos en marcha, lo ideal es circular con el climatizador entre los 18ºC y los 20ºC. Esta temperatura no te agobiará tanto en el habitáculo como cuando ponemos la calefacción más allá de los 20ºC, y no pasarás frío al volante. Además, subiendo la temperatura por encima de los 20ºC aumenta el gasto de combustible, un consumo innecesario que también tendrá sus efectos sobre tu bolsillo.

Otro truco para desempañar los cristales sin tener que recurrir al aire acondicionado es dejar el coche un breve lapso de tiempo en marcha, de forma que el motor se caliente. Cierto que todos los consejos de conducción eficiente apuntan a arrancar el motor y emprender la marcha al momento para no gastar tanto combustible, pero en invierno nos podemos saltar esta norma. Esperando a que se caliente el motor, siempre con la calefacción puesta, hará que las lunes se desempañen antes de ponernos al volante y no haya problemas de visibilidad.



Como no, hay un montón de remedios caseros que te ayudarán a desempañar los cristales del coche. Uno de los más curiosos es frotar media patata por ambas caras del parabrisas, lo que eliminará el vaho. También puedes pasar jabón por el cristal, dejando una capa gorda que secaremos con un paño absorbente. Una opción similar es humedecer un papel con una mezcla de vinagre y agua, y luego utilizaremos un paño para secar los vidrios. Remedios caseros pero eficientes.

Y aunque todos lo hemos hecho más de una vez, lo que jamás deberías hacer es intentar limpiar el cristal con la mano o con las mangas de la camiseta o la chaqueta que lleves, ya que el resultado será justamente el contrario del esperado. Los cristales no solo seguirán empañados, sino que habrás creado manchas que dificultarán la visión. Un último consejo es mantener los cristales del coche limpios, limpiándolos con regularidad, lo que evitará que se empañen o minimizará sus efectos. Conoce cómo limpiar los cristales para evitar estos problemas.

 

También puedes aprender cómo reparar los arañazos de los cristales para que queden como nuevos.

Compartir este artículo