Ventajas de las piscinas desmontables

3 ventajas de las piscinas desmontables para tu casa

Tener una piscina en casa es un sueño que puede hacerse fácilmente realidad si se cuenta al menos con un pequeño jardín. Tal vez nunca encuentres el momento, el dinero o el espacio para poder construir una tradicional de obra, pero con las miles de piscinas desmontables que hay en el mercado, seguro que encuentras aquella que se adapta a tus necesidades y circunstancias. Con ellas tendrás la ventaja de que, desde el minuto uno, la diversión estará más que asegurada, máxime si tienes niños.

No vamos a negar que las piscinas de obra enterradas quedan muy bien estéticamente hablando, pero también debemos recordar que requieren de mucha dedicación, tiempo de mantenimiento, dinero y sobre todo del espacio que ocupan inevitablemente durante todo el año, sin que éste pueda ser utilizado para otros menesteres durante las temporadas más frías.

Por eso en este artículo vamos a centrarnos en las múltiples ventajas que reporta una piscina desmontable, mucho más asequible y que podrás usar solo cuando realmente la puedas disfrutar, volviendo a quedar libre el espacio cuando sea necesario.

Antes de seguir, queremos destacar a la empresa líder en piscinas desmontables, Outlet Piscinas, para que tengas aún más fácil tu elección final y a un precio realmente competitivo. Valora bien todos los modelos y a disfrutar.

Y ahora sí, vamos a ver todas las ventajas que nos aporta este tipo de piscinas que hacen que seamos muchos más los que podamos disfrutar del lujo de tener una piscina en nuestra propia casa.

Primera ventaja: economía y gran variedad de estilos

En el mercado de las piscinas desmontables te encontrarás con una enorme variedad de estilos de piscina: inflable, de madera, tubular o de plástico, y tu elección cambiará en función de variables tales como el presupuesto que quieres asignarle o el estilo que te gustaría darle a tu jardín en la época estival.



Pero sea cuál sea tu elección, en plano económico una piscina desmontable siempre resultará mucho más asequible que una piscina de obra o de resina. Además, al existir tal cantidad de tamaños, formas y modelos distintos, seguro que encontrarás aquella que queda perfecta en el espacio que tengas asignado para ella, sirviendo tanto para una pequeña terraza como para un jardín más amplio.

Segunda ventaja: fácil instalación

Incluso aunque cuentes con el espacio necesario y el dinero para hacer una piscina de obra, puede que hayas estado postergando esta decisión una y otra vez por no verte metido en una obra de estas dimensiones, con cantidad de albañiles y materiales desperdigados por todos lados. Y es que las obras son, lo mires por donde lo mires, bastante engorrosas: sabes cuándo empiezan, pero no cuándo terminan.

Si optas por una piscina desmontable, en cambio, solo necesitarás seguir el manual y algunas herramientas. Nada de cavar hoyos y sin necesidad de romper nada. Otra de las grandes ventajas es que se puede mover, si es necesario, o guardar y solo usarla en la época de calor. Incluso si decides dar una fiesta y necesitas ese espacio, puedes desmontarla y luego volverla a montar, rápida y fácilmente.

Tercera ventaja: mayor seguridad

Especialmente cuando hay niños pequeños en casa, es innegable que las piscinas tradicionales de obras, que suelen ser de grandes dimensiones y profundas, no son las más aconsejables. En ellas los adultos deben estar constantemente supervisando las actividades de los niños, tanto dentro de ellas como cuando están jugando en los alrededores por miedo a que se caigan accidentalmente.

En cambio, con la gran variedad de piscinas desmontables que hay, puedes elegir aquella cuyo tamaño sea el más adecuado para garantizar la seguridad de tus hijos. En este caso, las piscinas hinchables son ideales y, además, siempre tendrás la opción de sustituirla por otra más apropiada a medida que los niños crecen, pues como venimos comentando desde el principio, la inversión no resulta en absoluto excesiva.

Por último, queremos hacer hincapié en que el sector de las piscinas desmontables ha crecido mucho en los últimos tiempos, haciendo posible que muchas familias disfruten de ellas durante la época de altas temperaturas, es decir, cuando más necesario se hace refrescarse de forma natural. En este sentido, los materiales que se usan son cada vez de mayor calidad para que duren por más tiempo. Algunos modelos están especialmente diseñados para tener una vida útil de hasta 5 años, siempre y cuando se le ofrezca el mantenimiento adecuado.

Por ejemplo, en el caso de las piscinas de plástico, estas vienen reforzadas con varias capas para evitar pinchazos y pérdidas de agua. En cuanto al equipamiento, puedes ir adquiriendo todo lo que necesitas para mantener el agua en perfectas condiciones, como es el caso de la depuradora y demás accesorios.

Compartir este artículo