conducir sin alergias

7 consejos para mantener tu coche a raya si eres alérgico

Si mientras conduces sufres lagrimeo, estornudos, congestión nasal o fatiga, es probable que sufras algún tipo de alergia. Descubre 7 consejos para mantener tu coche a raya si eres alérgico. No huyas más de la conducción ni te quedes sin hacer planes por culpa de tu alergia gracias a nuestros consejos para hacerle frente y decirle al coche que no le tienes miedo y que vas a poder utilizarlo de forma normal y habitual. Mantener la limpieza de tu vehículo te ayudará a conseguir tu objetivo.

¿Cómo evitar las alergias al conducir?

Las alergias son una patología muy común que padecen en torno a 14 millones de personas en España. Sin embargo, conducir cuando se tiene algún tipo de alergia puede suponer un serio riesgo al volante por los síntomas que suelen presentar quienes la padecen.

Según datos de la DGT, los conductores que tienen algún tipo de alergia tienen hasta un 30% más de posibilidades de padecer un accidente. Así que, sí este es tu caso, toma nota de estos trucos de limpieza para mantener tu coche a raya y evitar la aparición de la tan molesta alergia:

1. Cierra todas las ventanillas del coche

La alergia al polen es, sin lugar a dudas, una de las más comunes que se pueden presentar, y es especialmente probable durante los meses de primavera. Para prevenir que el polen se apodere de tu coche, el mejor consejo es mantener las ventanillas siempre cerradas y conectar el sistema de aire acondicionado. Igual de importante es conectar el aire como limpiar los mosquitos pegados al coche para asegurar la limpieza general de tu vehículo.



Este simple gesto te permitirá mantener un aire mucho más limpio en el interior del vehículo. Además, sería recomendable que bloquearas la entrada de aire del exterior, y que activaras la opción de recirculación el aire interior.

2. Limpia las salidas de ventilación

Otro consejo fundamental para prevenir las alergias al volante (especialmente para los conductores que son alérgicos a los ácaros) es revisar y limpiar las salidas de ventilación en donde se suele acumular mucho polvo.

Además, debes limpiar con un trapo todos los días, tanto los cristales como el salpicadero, así como las guarniciones de las puertas, sacudir las alfombrillas y pasarle un trapo a la tapicería de los asientos. De esta forma evitarás las acumulaciones de polvo en el interior del vehículo.

3. Instala un filtro antipolen

A día de hoy es posible instalar un filtro especial que evite la entrada de polen. Estos filtros son más conocidos como filtros HEPA de alta eficiencia, y están fabricados con carbón y polifenol.  Su principal función es la de neutralizar todos los posibles alérgenos que entran en el coche. Lo ideal es cambiarlos cada doce meses.

4. Evita transportar animales

Muchas personas son alérgicas al pelo que desprenden los animales porque éste puede contener parásitos y otro tipo de suciedad. Siempre que te sea posible, evita viajar con animales en el coche, pero si no te queda más remedio que llevarlos, procura lavar siempre a tus mascotas, al menos, una vez a la semana. Aunque si tienes animales en casa será inevitable que los lleves contigo en tus viajes.

5. Conduce con gafas de sol

Cuando conducimos con gafas de sol nuestros ojos están más protegidos y evitamos que les entren patógenos externos. Por ello, otro consejos que te vendrá muy bien es que utilices las gafas de sol para evitar el lagrimeo y el picor que a veces se sufre al conducir.

6. Viaja a las horas adecuadas

Las mayores concentraciones de polen en el medio ambiente se dan durante el amanecer y el atardecer, por ello, éstas son peores horas del día para conducir si sufres algún tipo de alergia.

7. Utiliza una aspiradora para alérgicos

Para controlar la alergia dentro del coche es importante retirar correctamente todos los ácaros que se acumulan en el interior del vehículo. Por ello, puedes hacerte con una aspiradora de mano especial para personas alérgicas, ya que estos pequeños electrodomésticos con bolsa interior están diseñados para limpiar hasta la última mota del polvo del interior del vehículo.

Compartir este artículo