Ahorrar en la factura del gas natural

Cómo ahorrar en la factura del gas natural



La factura del gas y la factura de la luz suponen un desembolso importante en nuestras casas. Si aprendemos cómo emplear la calefacción de manera responsable y manejar las finanzas personales, reduciremos a la mitad el gasto de energía en el hogar.

Trucos para ahorrar en la factura del gas

Durante el invierno es inevitable enchufar la calefacción y emplear el agua caliente para darnos una ducha, pero de ello depende el aumento al final de mes de las facturas. Os proponemos algunos trucos para ahorrar en la factura del gas y conseguir reducir el consumo de gas natural:

  • Solicitar la revisión de la instalación por parte de un técnico
  • Mantener el regulador del calentador en un nivel medio
  • Revisar las fugas de agua en las tuberías y los quemadores antes de usar la calefacción
  • Analizar la tarifa contratada de gas y escoger la más adecuada a nuestras necesidades
  • Encender la calefacción por la mañana y apagarla por la noche consiguiendo una temperatura de 20 o 21 ºC durante el día y 15 o 16 ºC por la noche
  • Tapar las ollas y sartenes a la hora de cocinar, la cocción será más rápida
  • Emplear las ollas de presión nos permitirá ahorrar un 50% de suministro de gas natural
  • Emplearemos utensilios iguales o superiores al tamaño de los quemadores para no consumir calor
  • No poner ropa a secar en los radiadores, de esta forma evitaremos el esfuerzo extra que deben de hacer para secarla
  • Para aislar la casa bajaremos las persianas y cerraremos las cortinas por la noche. Durante el día, haremos lo contrario
  • No dejar el grifo de agua caliente antes de entrar a la ducha
  • Darse duchas rápidas para consumir menos gas

Compartir este artículo