Trucos para ahorrar y aprovechar el lavavajillas al máximo

Los electrodomésticos son elementos imprescindibles en nuestro hogar, pero su uso puede conllevar gastos adicionales en nuestras facturas del hogar. Siempre hay formas de ahorrar en nuestra economía doméstica, y por ello, existen trucos que te permiten incrementar la eficiencia de tus electrodomésticos.

Quizá uno de los electrodomésticos en los que siempre se busca la mayor eficiencia es en el lavavajillas e ir a comprarlo puede suponer bastante investigación previa. En tiendas especializadas como Electrobuy, encontrarás toda la información para comprar el mejor electrodoméstico.

Al ir a comprar un lavavajillas nuevo seguro que te fijas en su calificación energética y si es muy ruidoso o no al ponerse en funcionamiento. Pues bien, el sonido siempre dependerá del fabricante y la calidad del electrodoméstico, pero en cuanto a la energía que gasta y a la vida útil del lavavajillas tenemos unas cuantas ideas para que sepas cómo utilizarlo de la forma más eficiente.

Antes de empezar a meter los platos y demás utensilios es conveniente eliminar cualquier resto de comida que sea grande, con esto no quiere decir que sea necesario enjuagar los utensilios que estén muy sucios previamente, ya que estaríamos haciendo un gasto de energía innecesario. Ten en cuenta que siempre debes poner los cubiertos en la cesta y con el mango hacia abajo.

El producto de limpieza que utilices también es importante, es posible que encuentres alternativas, muy baratas, a las marcas de siempre, pero debes comprobar que su nivel de limpieza es óptimo. Si te obliga a enjuagar los utensilios antes para una buena limpieza estarás perdiendo dinero. Aunque gastes un poco más en producto de marca, te garantiza ahorro a largo plazo. Muy importante, también, es que controles las cantidades de producto. No por añadir más detergente o pastillas la eficacia del lavado va a ser mayor, es posible que queden restos en tus utensilios. Lee las instrucciones del producto y controla la dosificación, esto te ayudará a no malgastar.

Además, recuerda comprobar los niveles de sal y abrillantador, cualquier descompensación en estos productos puede hacer que tus vasos queden blanquecinos y tengas que volver a lavarlos.

Elegir qué programa utilizas también es clave en el ahorro. Debes utilizar el programa más adecuado según la carga del lavavajillas, y generalmente, evitar poner medias cargas. Siempre es mucho mejor hacer lavados con carga completa para aprovechar al máximo la energía y los recursos de tu lavavajillas.

Y, si no lo sabías,el momento en el que abres tu lavavajillas también es clave. No debes abrirlo nada más termina, porque se produce una condensación del vapor, espera una media hora y el calor contribuirá a que los restos de humedad se evaporen y tu vajilla quedará seca.

Por último, para alargar la vida útil de tu electrodoméstico recuerda utilizar limpiamáquinas para que el mecanismo interior del lavavajillas quede impoluto. Realiza una limpieza de este tipo cada dos meses.

Compartir este artículo