Cómo acuchillar el parquet

El lijado o acuchillado de parquet es un trabajo sencillo si se utiliza la maquinaria adecuada. Para acuchillar el parquet, la lijadora de rodillo es una herramienta muy aconsejable ya que tiene un rodillo lijador que se puede utilizar tanto en superficies pequeñas como grandes.

Pasos para acuchillar un suelo de parquet

  1. Poner un papel de lija nuevo en el rodillo
  2. Realizar una primera pasada de lijado y pulido para retirar las protuberancias. La máquina ha de estar en continuo movimiento mientras el proceso de lijado para evitar errores.
  3. La velocidad de la máquina ha de ser lo más uniforme posible. Será mayor cuanto más fina sea la lija que utilicemos y cuanto más blanda sea la madera a lijar
  4. Empezar con una lija gruesa hasta que desaparezca la capa de barniz
  5. Después pasar una lija media hasta que desaparezcan los arañazos dejados por la lija gruesa
  6. Por último pasar una lija fina o de acabado
  7. Aspirar o barrer el suelo cada vez que se realice una mano de lijado
  8. Por último se ha de pasar la lijadora de orillas para aquellos rincones o zonas junto a la pared donde no haya podido acceder la lija de tambor. Se procederá del mismo modo que con la otra lijadora ya que hay que realizar el lijado mediante una sucesión de granos.

 

 

 

Compartir este artículo