La Checklist que necesitas antes de renovar tu casa

¿Estás pensando en hacer una reforma? Deja tu caja de herramientas y tu teléfono en el suelo y asegúrate de que tienes todo controlado y planeado con esta checklist para renovar tu casa.

A todos nos gusta cambiar el aspecto de nuestro hogar de vez en cuando: una cocina nueva, una ducha mejor o más espacio en el comedor. Hacer reformas en un hogar puede ser excitante y divertido, pero antes de lanzarte a hacerlo, debes hacerte una serie de preguntas para que todo vaya sobre ruedas.

 

¿Hacerlo tú mismo o contratar un profesional?

Aunque es muy tentador realizar una reforma tú mismo y ahorrar un montón de dinero en el proceso, no siempre es la mejor opción. Tú no tienes quizás ni el conocimiento ni la experiencia necesaria para hacerlo. Si has hecho trabajos de carpintería o electricidad en el pasado, puedes sentirte capaz de renovar tu cocina, ¿verdad? Pero, ¿qué pasa cuando necesitas ir a google y buscar “cómo colocar azulejos”? Quizás necesites ayuda de un profesional.

¿Cómo puedes encontrar el mejor para tu hogar y sobre todo al mejor precio? Internet se ha convertido en este caso en tu aliado esencial. Páginas como Quotatis te permiten crear un proyecto de reforma y ponerte en contacto con profesionales certificados que también forman parte de la plataforma. En cuanto el equipo de esta web verifique tu proyecto, profesionales de tu zona recibirán el aviso y en poco tiempo se pondrán en contacto contigo.

Olvídate de pasar largas horas buscando un profesional que se ajuste a tus necesidades y tu presupuesto. Nunca ha sido tan fácil encontrar un profesional para reformas de casas con Quotatis.

¿Puedo permitirme una reforma de mi hogar?

Recuerda: las facturas de tu casa, del coche, del móvil o del gimnasio no dejan de llegar mientras tú te dedicas en cuerpo y alma a tu reforma. Haz una revisión exhaustiva de todos tus gastos y deja claro cuánto dinero puedes gastar realmente en tu proyecto de reforma. Cuando sepas lo que debes gastarte prioriza. Aunque las reformas más estéticas (cambiar la decoración, por ejemplo) son las más divertidas, no siempre son las que tu casa realmente necesita.

¿De verdad tienes tiempo para renovar tu casa?

Pregunta a cualquiera que haya reformado su casa antes que tú y todos te dirán lo mismo: siempre se alarga. Lleva más tiempo del que estaba previsto. Necesitas ser muy flexible y tener claro que quizás necesites un plan B para vivir mientras esperas a que todo termine. Si contratas a un profesional, vas a tener personas en tu casa mientras duren las obras. ¿Estás preparado para ello?

¿Puedo tirar esa pared?

Algunas paredes están en tu casa por una razón. No sólo sirven para delimitar el espacio entre habitaciones; algunas juegan un papel esencial en sostener nuestra casa. Si no estás seguro no te hagas demasiadas ilusiones y antes de lanzarte a la aventura, consulta con un especialista si realmente puedes tirar ese tabique.

¿Tengo un fondo de reserva?

Reformar tu casa puede convertirse en una inversión a la que puedes no verle el final y cuyas facturas se van acumulando. Cuando decidas renovar tu hogar, deja siempre un pequeño fondo de reserva que te ayudará a hacer frente a gastos imprevistos, que seguro que los habrá.

Compartir este artículo