Como batir las claras a punto de nieve

Cuánto tiempo hay que batir las claras a punto de nieve

Las claras al punto de nieve consiste en transformar las claras del huevo es una crema esponjosa y vaporosa. Para ello es necesario introducir aire en las claras y la mejor forma de hacerlo es batir las claras de huevo. mediante este proceso las claras transparentes y líquidas se van espesando hasta obtener un aspecto blanquecino y ligero,  como si de nieve se tratara, de ahí su nombre de “Claras al punto de nieve”.

Cómo montar las claras a punto de nieve

Cómo hacer las claras a punto de nieveUno de los trucos para conseguir unas claras a punto de nieve perfectas es la constancia, el ritmo y los movimientos. No sirve de nada batir las claras de forma horizontal, necesitaremos incluir movimientos verticales para conseguir introducir aire en las claras.

  • Separa las claras de las yemas del huevo. Es importante que no queden restos de la yema en las claras, sino montarlas será más complicado.
  • Colócalas en un recipiente limpio, fresco y sin restos de grasa o aceite. Tiene que estar bien seco.
  • Comienza a batirlas a una velocidad media para romper las claras. Cuando pasen unos segundos empezarán a parecer algunas burbujas, primero pequeñas y después más grandes.
  • Sigue batiendo hasta que las claras se conviertan en una crema blanca. Según las puntas que formen las claras al levantar las varillas sabremos el punto en el que están. Primero deben aparecer puntas blandas, aquellos picos que se mantienen solo durante unos segundos.
  • Mantén el batido de las claras hasta que las puntas se mantengan. Además, la mezcla se quedará adherida al recipiente aunque lo pongamos de lado.

Formas de batir las claras a punto de nieve

Una de las ventajas de las claras a punto de nieve es que podemos hacerlas de dos maneras: bien a mano o bien con la batidora. Cada una de estas opciones tendrán sus beneficios y sus desventajas:

  • Batir las claras a punto de nieve a mano: con este método podremos hacerlo en cualquier parte y sin depender de la electricidad, ya que odemos montar las claras conunas varillas o un tenedor. En cambio, es un trabajo más costoso y largo, pues la mano se cansa.
  • Batir las claras a punto de nieve con la batidora: con ese sistema automático evitaremos el cansancio y se montarán las claras mucho más rápido ya que permite una velocidad constante. Sin embargo, necesitaremos electricidad para conectar la batidora o bien disponer de una batidora sin cable.

Además de poder utilizarlas en la cocina directamente, las claras a punto de nieve son la base de otras recetas como el merengue, la crema o el glasé. No obstante cada una tendrá su forma y su tiempo particular para batir las claras.

Compartir este artículo