Cómo preparar merengue

Cuánto tiempo hay que batir el merengue

¿Te gusta el merengue pero no has conseguido hacerlo en casa? El merengue es una de las cremas más utilizadas en la repostería, pero la preparación del merengue es bastante difícil y delicada. Sin embargo, esto no quiere decir que sea imposible. Simplemente será necesario conocer bien de cómo y cuanto se debe batir el merengue, así como los utensilios a emplear y los ingredientes.

La clave para hacer un buen merengue es precisamente el tiempo que se deben batir las claras de huevo, porque estas debe alcanzar el punto de nieve. Para llevar las claras al punto de nieve podemos hacerlo de dos formas: a mano con una varilla o bien con uan batidora que cuente entre sus complementos con una varilla.

Cómo batir el merengue con batidora

Cómo hacer el merengue con batidoraDependiente del método elegido para preparar el merengue necesitaremos batir las claras durante más tiempo o menos tiempo. Hay que tener en cuenta que la velocidad que alcanza la batidora es superior al de la mano. Además, realiza movimientos más exactos y tiene mejor resistencia, pues la mano se nos cansa.

  • Saca los huevos de la nevera un ratito antes de prepara el merengue (tienen que estar frescos pero a una temperatura ambiente)
  • Separa bien las claras de los huevos y las yemas, intentando que no queden restos del uno en el otro.
  • Coloca las claras en un recipiente limpio, seco y a temperatura ambiente.
  • Añade la mitad del azúcar necesario para la receta.
  • Comienza a batir las claras con la varilla
  • Añade la otra mitad del azúcar de la receta y sigue batiendo
  • Manten el batido hasta que las claras empiecen a espesarse y adquieran una consistencia bastante sólida. Puedes comprobar sus consistencia observando si se quedan adheridas a las varillas y no chorrean ni se caen.

Cómo batir el merengue a mano

Preparar el merengue a manoSi por el contrario no dispones de una batidora y necesitas preparar un merengue no te preocupes, podemos batir el merengue manualmente. Para ello necesitarás unas varillas manuales, o incluso podemos batir el merengue con un tenedor. Lo más importante es mantener un movimiento de muñeca contante e intentar que el cansancio no aminore nuestro ritmo de batido.

 

 

Tiempos necesarios para batir el merengue

Uno de los errores más habituales a la hora de preparar el merengue es excedernos con el tiempo dedicado a batir las claras. En ocasiones creemos que si lo alargamos conseguiremos un merengue mejor, más esponjosos. Sin embargo, un tiempo excesivo puede provocar que la muñeca pierda el aire que le hemos conseguido proporcionar y vuelva a quedarse líquido. Por eso es importante que tanto a mano como con la batidora, dejemos de batir cuando las claras estén esponjosas y consistentes.

Compartir este artículo