purgado de los frenos de la moto

Cómo purgar los frenos de la moto



En este tutorial sobre mecánica de motos os vamos a explicar cómo purgar los frenos de la moto. Los frenos es una pieza clave de la moto, hacer un mantenimiento de los frenos de la moto puede salvaros la vida.

¿Para qué sirve el purgado de los frenos?

El purgado de los frenos sirve para sacar el aire del sistema hidráulico de frenada, esto puede favorecer a que la moto tenga una mayor reacción de frenada y las manetas de los frenos vayan un poco más duras, eso significa que los frenos van a ir mejor, en conclusión, el purgado de los frenos es importante hacerlo al menos una vez al año para que el aire y la suciedad del circuito salga.

Mantenimiento de la moto

"La vida de tu moto es tu seguridad" esta frase la tenéis que recordar siempre, si vosotros mantenéis vuestra moto en buen estado os aseguráis de que vuestra circulación con la moto sea segura.

  • La limpieza de la moto. Es un factor muy importante para la vida de tu moto, si tu mantienes tu moto limpia todo el mundo vera una moto más bonita y además podrás detectar antes si tu moto sufre alguna avería.
  • Los neumáticos de la moto. Son una parte esencial para la moto, es muy importante revisar el dibujo por el desgaste de las ruedas, pero también es muy importante revisar la presión de los neumáticos, porque un buen inflado de las ruedas influye mucho en la conducción de la moto.
  • La cadena de la moto. Es una parte muy importante de la moto, una cadena bien engrasada y con una tensión correcta hace que el funcionamiento de la moto sea el óptimo.
  • Los frenos de la moto.  Tener en la moto unos frenos en buen estado puede salvaros la vida. Hay dos tipos de frenos: frenos de disco y frenos de tambor. Frenos de disco: en este tipo de frenos es importante llevar un exhaustivo control en el desgaste de las pastillas, así os ahorrareis mucho dinero, porque si los discos se dañan tendréis un grave problema. Frenos de tambor: en los frenos de tambor es muy importante controlar que la tensión del cable sea la óptima para que la frenada sea la adecuada.
  • Las luces de la moto. Que la luz delantera no funcione es muy fácil de detectar, pero el faro trasero se puede pasar días y días fundido y no te darías cuenta, por eso no esta de más una vez a la semana o una vez al mes comprobar que las luces delanteras, traseras, los intermitentes y la bocina funcionen correctamente.
  • El líquido refrigerante de la moto. Si el motor de tu moto se refrigera por líquido en lugar de por aire, es importante revisar el nivel del líquido en el depósito de expansión y que el nivel se encuentre entre el mínimo y el máximo. Recordad, nunca abrir el tapón del radiador en caliente porque podréis sufrir graves quemaduras.
  • El aceite de la moto. Es muy fácil comprobar el nivel de aceite de la moto y es algo que podemos hacer en casa. Hay dos modos de comprobar el nivel de aceite: por ojo de buey o por varilla. El primero es una burbuja de cristal con la que podrás ver el nivel de aceite y el segundo se trata de una varilla con una marca que señala el nivel de aceite correcto y lo único que tenéis que hacer es introducir la varilla limpia y ver hasta donde mancha el aceite. Pero recordad que es muy importante que la moto tenga un buen nivel de aceite para que se lubrique bien por dentro.

Compartir este artículo